Las ventajas de estos sistemas de transporte son principalmente la rapidez y la sencillez de la instalación, pero las marcas compiten entre sí en ingenio para que el transporte preformado sea lo más agradable posible. De hecho, hay portabebés en el mercado con: capuchas, extraíble o enrollable para sostener la cabeza del bebé como en el Boba X o el DLight de Love And Carry un espejo para ver al niño cuando se lleva en la espalda como en el PhysioCarrier de Love Radius (antes Je Porte Mon Bébé) un sistema de ventilación para llevar cuando hace calor como en el Air de Love And Carry y el PhysioCarrier de Love Radius.