Tenga en cuenta que antes de utilizar estos dispositivos con fines médicos, siempre debe consultar a su médico, flebólogo o fisioterapeuta antes de iniciar una sesión en casa, debe haber leído el manual de usuario completamente o el manual de instrucciones y asegúrese de que ha entendido todo. Todo se explica normalmente: encendido, apagado, mantenimiento, cómo usar la máquina o un arranque, etc. Si se dan consejos sobre la frecuencia de uso, también se debe seguir. Es esencial que siga todos los consejos de la marca utilizada para garantizar el correcto funcionamiento del aparato y de las botas de drenaje linfático.